« go back to posts

BLOG

personal record of experiences

Anecdotes.

¡Welcome back! Siendo sincera mi intención era saltarme el post de esta semana pero, con lo bien que lo he estado haciendo hasta ahora, si me saltaba el tercer post aún me sería más fácil saltarme muchos otros siguientes.

No hay muchas novedades (o más bien ninguna), la rutina de ir a clase es mi día a día de lunes a viernes y el pasado fin de semana fue muy relajado. ¡Correcto! Por este motivo iba a saltarme el post, pero luego algunos me habéis insistido, así que aprovecharé el post para hacer un recopilatorio de anécdotas, recomendaciones y alguna tontería que me han pasado desde que estoy en Australia. Así os enteráis de algunas cosas que no os he contado y hasta quizás os reís un rato.

¡Ahí va!

_El primer día en Sydney, Nicole (mi anfitriona de airbnb) vino a recogerme en coche a un bar. Yo aún con mi chip puesto en las costumbres natales, fui directa a la puerta del copiloto pero ¡error! en Australia conducen por la izquierda y, obviamente, estaba sentándome en el sitio del conductor. Creedme, me miró de una manera muy rara, pero luego nos reímos mucho.

_Siguiendo en materia, ¿que tal si ahora juntamos el hecho de que aquí siempre van por la izquierda con unas escaleras mecánicas? Exacto, quería parecer una aussie más en el centro comercial, pero fui directa a la escalera mecánica incorrecta y un poco más y acabo con toda la compra por el suelo.

_Me encanta ir a estos fantásticos supermercados, encuentras de todo y cuando buscas algo parece “Misión Imposible” con la cantidad de productos que hay (¡todo un reto elegir entre los miles de tipos de zumos de naranja!). Pero eso sí, luego toca pagar y con lo caro que está todo, quiero morirme cada vez que el cajero o la cajera me dice el precio.

_Mi primer día en la playa llevaba la etiqueta de guiri en la cara gracias a mi tono de piel blanco nuclear. Mi recomendación es que no vengáis para Australia en pleno enero, aquí la gente está exageradamente bronceada. Y otra recomendación, es que aún menos vayáis de listillos y paséis de la crema solar, 5 minutos bajo el sol australiano y estáis quemados (¡aunque digáis que en España no os quemáis nunca!).

_Esto no es especialmente una anécdota, pero por si alguien tiene intenciones futuras de visitar Bondi, ¡el MEJOR coconut Frozen Yogurt está aquí! concretamente en Sacari Berri. Pero para acompañarlo de una anécdota, si alguna vez os dejáis vuestro móvil allí y a simple vista para que cualquiera lo robe, no os preocupéis que os lo guardaran hasta que os acordéis y volváis a buscarlo (si no os lo creéis se lo podéis preguntar a mi compi Paulina, la amante del coco).

_A petición de mi queridísimo hermano y la señorita Adriana Gonzalez, yo sigo fijándome en el recorrido del agua saliendo por el desagüe, pero no me parece que el agua vaya para algún lado en particular, pero bueno yo lo he intentado.

_Otra recomendación, si os gusta ir a nadar no podéis venir aquí sin visitar Bondi Icebergs Pool. La entrada no es gratuita, pero merece la pena pagar $6,50 por las piscinas, las vistas y un break en la sauna.

_¡Ah! No había colgado la foto aún, pero antes de terminar el post, la primera semana me acerqué a la Opera House y aquí está la prueba fotográfica de que oficialmente estoy en Australia (por si alguien aún tenía dudas).

Y hasta el momento esto es un resumen más de lo que me ha pasado, pero como este fin de semana creo que será un poco más movido, espero poder explicar más cosas en el próximo post. See you.

leer en castellano

«NEWER POST

OLDER POST»